Podemos y Cataluña

Dicen en Podemos que ellos son los únicos que ahora mismo pueden tender puentes con Cataluña. Yo, como casi todo lo que dicen, lo suscribo al 100%.

De hecho, creo que Podemos es la solución ideal para el problema territorial catalán.

Intentaré explicar por qué pienso así, y como siempre, será un placer discutir (en el buen sentido) con los argumentos de otros.

Una bomba en el escenario

Describir el panorama político, o peor, sociopolítico catalán, es harto complicado. Yo creo que los que mejor le toman el pulso son los guionistas del programa Polonia, de TV3. Que con la coña, hacen las radiografías más duras y certeras de esta selva. Con sus luces, y sobre todo, sus sombras.

podemos y cataluña
Semana tras semana, Polonia saca el ácido y salpica a todo cristo

Pero grosso modo, lo que teníamos hasta ahora era:

  • Por el lado unionista (el del NO): PP y Ciutadans (que vendría a ser el equivalente catalán de UPyD).
  • Por el lado independentista (el del SI): CIU (Unió arrastrada, eso si), ERC, y CUP.
  • Por el lado del ni chicha ni limoná (el del SI/NO): PSC e ICV.

Si queréis entramos en discusiones sobre los motivos, pero en resumen, lo que ha ocurrido es que los del SI/NO no han puesto ninguna propuesta federal creíble sobre la mesa. Han hecho bulto a favor de la consulta (o no, como el PSC), pero no han sabido o no han podido definir una posición propositiva.

Y así hemos ido divirtiéndonos en esta montaña rusa, meándonos en el tribunal constitucional votando en una costellada, flipando en general con todos nuestros políticos, y bueno, sobreviviendo a la crisis, que es a lo que nos dedicamos la mayoría en todos los rincones de la península ibérica.

Mariano te jodes
Ese domingo nos lo pasamos muy bien. Daba igual el voto, lo importante era votar

Pero en fin, estábamos ya acostumbrados a este escenario. Y entonces ha llegado Podemos y ha soltado una bomba en Madrid: la palabra CASTA.

Y con ella reventó el escenario político español.

Y luego se volvió hacia Cataluña y dijo: consulta legal.

Y dijo: proceso constituyente a nivel del estado.

Y dijo: proyecto federal serio

Y acto seguido crearon una secretaría de Proceso Constituyente, y otra de Plurinacionalidad.

Y con esa bomba de racimo, han dinamitado también el escenario político en Cataluña.

podemos y cataluña
“Tengo unos planes que en cuanto me salgan pelos en los huevos vais a flipar”

Qué implicaciones tiene la aparición de Podemos en Cataluña

 LA PRIMERA es que ya podemos tirar todas las quinielas. Cualquiera que fuera el destino que llevaba este procés, se basaba en la idea de que Madrid siempre dice NO y te trata como el culo (lo cual es política y objetivamente cierto en estos últimos años), y que por tanto la única salida era la independencia (para bien o para mal, es lo que nadie sabe responder aún con rotundidad).

Pero claro, si cambias uno de estos axiomas, todo el plan se te va a tomar por el culo.

Y la aparición de Podemos a nivel estatal podría cambiar uno de estos axiomas: porque si sacas de Moncloa a un gobierno de cazurros irresponsables, y pones a gente capaz de dialogar y negociar, la independencia deja de ser el único camino.

Y esto le rompe los planes a todos los grupos políticos. Los federalistas se quedan sin almuerzo. Los unionistas pierden el monopolio de la marca “España”. Y los independentistas pierden a un enemigo muy útil. Y no lo digo con malicia: construyeron casi todo su discurso contra un enemigo no tanto porque quisieran (ellos sólo querían votar, y dejarles les obliga a construir un nuevo discurso), como porque realmente tenían un enemigo enfrente. Ha sido ese enemigo el que ha fortalecido su discurso, y agrandado su granero de votos.

Pero si cambias al enemigo por un amigo, todo el montaje se te va al carajo.

podemos y cataluña
“La que han liado estos torracollons!”

LA SEGUNDA consecuencia de la irrupción de Podemos es la zozobra y la parálisis. Tras el 9N ha quedado todo quieto de nuevo, cociéndose la política a fuego lento. Y recuerdo que, mientras estaba en la cola para votar, escuché a varias personas comentando que “los del Pablo Iglesias están a favor del derecho a decidir, anda que si llegan a Madrit…”. Y cada vez más gente le va dando vueltas a esa idea.

A la golosa posibilidad de una votación legal y sin tensiones que se pueda desarrollar con normalidad, y saber por fin cuántos están por qué. Sin interpretaciones interesadas, solo números.

Pero no estamos sincronizados, amigos. El proceso catalán va un paso por delante del proceso español. Empezamos antes a romper con el viejo sistema, y ahora a ver quién es el guapo que sale y dice: “chavales, ¿y si nos lo tomamos de tranquis y esperamos a ver si gobierna Podemos?”. Se te comerían, y con razón. Porque no sería de recibo, y porque aquí ahora cunde la desconfianza hacia un gobierno de Madrid. Demasiados años ya a la greña unos con otros, estos mamones de políticos han conseguido encabronarnos, y va a ser difícil destensar las cosas. Y, como menciona el compañero Raimon en los comentarios, existe ya una experiencia en gobiernos de Madrid que dicen estar de colegueo y luego “mierda pa ti”.

Pero el caso es que van pasando los días, y la cosa sigue ahí flotando. Las elecciones que sí, que no, que ahí ahí, que si yo te apruebo unos presupuestos tapándome la nariz (as usual), que si yo me bajo, que si elecciones YA…

Todos los esquemas se han roto, y nadie sabe por dónde pueden ir los tiros. ¿Aguantará el huevudo de Rajoy hasta el último minuto de legislatura? ¿Se dilatará el procés hasta contemporizar? ¿Ocurrirá algo en medio que desate los acontecimientos?

LA TERCERA consecuencia es la visibilidad de una bolsa oculta de votantes en Cataluña.

Os invito a leer este brillante artículo en el diario El Crític. A los que no sepáis catalán os será más durillo, pero entre otras cosas acertadas comenta que la dinámica del proceso puede haber dado la imagen de que lo que no está en el Parlament, no existe en la sociedad.

Yo también creo que se está demostrando falso. Las encuestas que sitúan a Podemos como tercera fuerza en CAT, pese a no tener aún ni estructura aquí, ni cabezas visibles de clara referencia, indican que había una bolsa social en Cataluña de personas que o no votaban, o estaban votando a otros sin ser su opción perfecta, si no, “la más próxima”. Mucha gente diferente, pero que en común o por separado tienen elementos como estos:

  • Catalanes que tras deglutir el soberanismo al 15M se quedaron con el culo torcido.
  • Catalanes que se sienten perfectamente cómodos con la idea de que Cataluña sea una nación, estado, o lo que os dé la gana, pero que no tiene especial interés en romper con España (afectos, familia, negocios, etc)
  • Catalanes para los que el tema nacional no es prioritario, simplemente significativo.
  • Catalanes a los que el tema nacional directamente se la suda, lo que buscan es un cambio de sistema.
  • Catalanes auténticamente federalistas (existen)
  • Podemitas (fans irracionales de Pablo Iglesias, también existen aquí)
  • Exvotantes de PSC
  • Exvotantes de ICV
  • Etc

Esto añade un plus de vértigo a las siguientes elecciones. Y ojo, que el voto puede variar un huevazo de las catalanas a las generales. Depende de lo que hagan unos y otros.

Ante este escenario, uno pensaría: joder con Podemos. ¡La que han liao! Como dijo unos de los carcamales de la entrevista en LaNoche 24h, “podríais haber hecho todo esto en vuestra facultad y no venir aquí a complicarlo todo”, o algo así.

Y cuando lo dices así, como aquel tipo, te das cuenta de que precisamente por eso es bueno.

Por qué Podemos sería positivo para el “problema catalán” (y para todos)

1.PORQUE PUEDEN DESACTIVAR LA TENSIÓN

Se habla mucho de la tensión que ha provocado “Ártur Mas” con sus “desvaríos independentistas”. También de la tensión que provoca el muñeco barbudo que tenemos por presidente.

Pero yo creo que ellos al menos son coherentes con sus posiciones. Los que han permitido que crezca la tensión son los que debían haber puesto soluciones en medio y no lo han hecho.

Porque si nadie propone nada serio a favor de un estado federado, en el que nos unamos como iguales, ¿qué otras opciones les dejas a los votantes? ¿Qué cojones queréis que votemos? ¡No nos queda otra que posicionarnos en el sí o en el no!

Es la ausencia de un programa atractivo común lo que provoca la tensión, porque sólo deja salida a dos polos opuestos.

El puente natural entre ellos es ese complejo acuerdo que encierra el Sí/No.

Se suponía que ésta era la tarea de PSC, y creo de ICV. No lo hicieron. Y ahora ha llegado Podemos y les ha comido la torrada. Pues ya me perdonaréis, pero que se jodan. Haber espabilado.

Que aparezca por fin sobre el terreno un actor CON CREDIBILIDAD Y POSIBILIDADES REALES DE GANAR con unos papeles y una mesa para charlar, es lo único que puede rebajar la tensión existente.

2.PORQUE EL “PROBLEMA” CATALÁN NO SE VA A EVAPORAR

Que es lo que parece que espera Rajoy. Sentado con sus huevazos, esperando a ver si a los catalanes se les pasa la tontería esta. Uno de los mayores casos de miopía política de la Historia de España.

podemos y cataluña
No she de qué problema me habla, shi todosh losh eshpañoles amamosh a Eshpaña y al Rey

Vivimos en la paradoja de la fuerza irresistible (el procés, que ya no puede pararse) contra el objeto inamovible (PP, que no cambiará, y yo diría que PSOE, que no merecen confianza). Y solo puedes solucionarla sustituyendo el objeto inamovible por uno mucho más flexible. Que pase la corriente, y a construir sobre lo que deje la riada. Nos guste más o menos, estamos en ese punto, y Podemos, como primera fuerza española abiertamente favorable a la consulta (CONSULTA) que sin embargo aboga por permanecer unidos en modelo federal, parece la mejor opción.

Y por si alguno aún duda sobre si el procés es imparable, lo dicen incluso personas poco sospechosas de adoctrinamiento catalanista como Iñaki Gabilondo: Cataluña, en general, mentalmente ya va a su rollo.

No es un problema de nacionalismo, no os equivoquéis. Lo que lo ha hecho mayoritario, lo que ha generado masa crítica, ha sido la crisis sistémica.

Es sencillo: si el proyecto para el futuro es más PP, o más promesas vacías del PSOE, a muchos no nos interesa. Si yo tengo que elegir entre una España con Pedro Sánchez o una Catalunya con Junqueras, fíjate lo que te digo, que sin gustarme ERC, me quedo con lo segundo. Al menos tendremos que hacer una puta constitución, y la izquierda tocará los cojones bastante, y quizá, solo quizá, podamos construir algo un poquitito mejor que esta puta mierda de solar que nos están dejando.

De la misma manera te digo que si tengo que elegir entre una Cataluña con Mas, o una España con Podemos (o como a mí me gustaría, Podemos+IU, aunque IU no ha hecho los deberes y creo que lo va a pagar caro…), me quedo con la España de Podemos. Y supongo que algunos recordaréis que hace un tiempo, yo mismo defendía en este blog la independencia.

Pero es que…

3.NECESITAMOS CAMBIARLO TODO

Mi motivación entonces era la misma que ahora: el sistema ha muerto y se nos está pudriendo encima. Cuanto más tardemos en salir de debajo del cadáver, más gente perderá su casa, su familia, su vida, su dignidad. Más años costará recuperarse del golpe. Ni siquiera me atrevo a pensar en la terrible posibilidad de un gobierno de coalición PP-PSOE “por el bien de España” que nos acabará de liquidar.

Podemos ha sido el primer grupo político con opciones de ganar que ha expuesto claramente y sin ambages lo que para mí es la mayor necesidad que tenemos ahora como sociedad: abrir un proceso constituyente.

Los viejos consensos ya no sirven: sus ideólogos mueren, las propias ideas han quedado desfasadas, los viejos enemigos se han desarmado. Son historia. Váyanse a sus casas y lean libros.

Para poder avanzar necesitamos replantearnos como sociedad. Nos dirán que de esta crisis se sale con medidas económicas pero eso es mentira. Una crisis sistémica no se resuelve con medidas técnicas. Las medidas técnicas te ayudan a sobrellevarla mejor o, en nuestro caso, peor. Pero la creación de un nuevo paradigma social en España es inevitable. O nos volveremos locos.

Por el amor de Dios, no podemos demorarlo más. Nos estamos ahogando. Toda la pirámide poblacional. Pero dejadme mencionar a mi “generación”, esos que estamos entre los 20 y los 40 aprox. y que se supone que nos tocaría liderar este país, pero no nos dejan. Ya no podemos soportarlo más. Más injusticia, y más penurias, y siempre ahogados, sudando para sobrevivir con dignidad. Que sientes la angustiosa necesidad de emigrar, de irte a algún sitio que sea un poquito más “decente” para ver crecer a tu familia y hacerte viejo en paz.

Que ves que nunca ocurre nada. Año tras año de PP y PSOE, año trás año de Rajoy, el hombre que nunca negó haber enviado mensajes cómplices a un chorizo, el del partido supercompatible con la corrupción. Chuleándonos y sacándonos los cuartos a todos, catalanes y no catalanes, joder, que compartimos el mismo enemigo.

 

Entiendo que muchas personas no lo ven así, porque partimos de miradas diferentes a la hora de ver el mundo. Una vez más, mi motivación al escribir sobre esto es entenderme con todos esos amigos con los que comparto tanto, y sin embargo vemos el “tema Podemos” de formas muy distintas. Pero entenderéis que, bajo mi prisma, Podemos es el agente que mejor representa mis objetivos. Propone lo que muchos pensamos desde hace tiempo: que la auténtica salida de la crisis sólo empezará con el proceso constituyente.

Bueno para España, que debe regenerarse y evolucionar a algo nuevo sobre los restos del consenso del 78, con sus cosas buenas y sus cosas malas.

Bueno para Cataluña, que tendría la oportunidad de decidir en paz, por primera vez, qué diablos quiere ser.

Bueno para todas las demás naciones que aquí convivimos.

Bueno para todos. Que podríamos hablar y empezar a planificar nuestro futuro.

Si alguien tiene un plan mejor, estaré encantado de oírlo.

 

Anuncios

21 comentarios en “Podemos y Cataluña

  1. ¿Y por qué querría yo, que no soy catalán, que Cataluña no se independizase? En realidad, los catalanes han escogido una vía que yo respeto por la sencilla razón de que están en su derecho. Por otra parte, no me gusta convivir con vecinos que no desean convivir conmigo. Además, Podemos no va servir de intermediario de nada; ellos solo son el resultado de un mal experimento realizado por la derecha, a fin de dividir a la izquierda. Pero la cosa se les fue de las manos.

    ¿La parte buena de Podemos? Que se conformará un partido que acabará con el bipartidismo insoportable que tenemos en España, y ello a pesar de que no sabemos cómo van a funcionar, sencillamente porque aún no se han definido. Ciertamente, lo único que sabemos de ellos es que tendrán que pasar por el ojo de aguja por el que siempre obliga pasar la gran plutocracia, algo que en mi libro “Un solo mundo, un único gobierno” explico convenientemente.

    Creo, por tanto, que perdemos el tiempo -no solo en España, sino en el resto del mundo- votando chorizos o populistas. ¿Por qué no votar la paz para siempre por medio de un gobierno al margen de los poderes fácticos, de esos Illuminati, Vaticano, Bilderberg, etcétera?

    Saludos,

    Emilio Alcalá

    1. Pues de ahi la importancia de las votaciones en esta cuestión: que cada uno diga y veamos los números de cada postura.

      Estoy de acuerdo con que el camino razonable para la humanidad es avanzar a un gobierno global con pensamiento de especie.
      Pero coincidirás conmigo en que tal cosa queda lejísimos hoy. Toca hacer mucha pedagogía durante muchos años, pero entretanto aparecen problemas, cambios, crisis, y tenemos que lidiar con ellos con las herramientas que tenemos en las manos. No con sueños. Con lo tangible, con el material del que estamos hechos hoy.
      No queda más remedio que ser pragmático.

      Un saludo Emilio!

  2. Ya te lo he linkado en el blog del Sr. Palazón, En cuanto al post completamente de acuerdo, pero es que además no hay que romperse las meninges, cuando el edificio se derrumba, hay que empezar desde el principio, este sistema de chapuza y pandereta no aguanta ya de ninguna de las maneras y hay que empezar de nuevo desde la base y de lo antiguo solo se puede aprovechar lo que está claro que no se debe de volver a repetir y huir de ello como de la peste y los que nos han engañado no deben de tener otra oportunidad para seguir haciéndolo, vamos de cajón aunque este se a el país de los que no se quieren enterar y el virgencita, virgencita que me quede como estoy espero que no tenga razón Trevijano con lo de que tenemos genes cobardes.Un abrazo

  3. Excelente artículo. La izquierda en Cataluña ha perdido el norte y ha caído en manos de sus antagonistas “naturales”. No sé si hay illuminati, reptilianos u otros alienígenas dominando el cotarro, pero el clásico capital (banca y grandes corporaciones) domina el mundo y sus leyes y ese es el verdadero enemigo, a controlar. No a destruir, porque nos quedaríamos sin ordenadores, gasolina o papel del WC (como en Venezuela), sino a que sea la mayoría quien marque las políticas mundiales, sociales y económicas (estilo Mújica, presidente del Uruguay). Cataluña independiente o no es algo secundario, si los gobernantes reales son los mismos, no esos politiquillos (casta), porteros de su amo, el Capital.
    Felicidades y un saludo.

    1. Gracias Jose.
      Es el eterno problema: podemos manejarnos dentro de nuestros sistemas locales (sistema España), pero no podemos manejar los sistemas mayores (sistema Europa, sistema Occidente, sistema Capitalismo).
      Se trata de trampear como se pueda, hacer pedagogía, y formar generaciones críticas que pueda hacer algo en un futuro.

      Veremos en qué acaba todo, un saludo y gracias de nuevo!

  4. LA CULPA ES DE LA OPOSICIÓN.
    ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Cómo hemos alcanzado este nivel de degeneración democrática que en tres años nos ha dejado a la altura del México de hoy?
     
    Muy sencillo: porque hemos tolerado todo tipo de abusos.
     
    Hemos tolerado que gobierne un partido que es una presunta banda de ladrones con decenas y decenas de cargos en procesos penales, probablemente la punta del iceberg del gigantesco expolio que estos sinvergüenzas han organizado en el país con una corrupción insólita que ahora, los más granujas de ellos, quieren hacer extensiva a toda la ciudadanía. Los ladrones tratando de convencer a las víctimas de que ellas también roban.
     
    Hemos tolerado en la presidencia del gobierno a un embustero redomado, sospechoso de cobros en B, maniobrero, taimado, una persona indigna no ya de presidir un país sino una peña de fútbol en un oasis del desierto. Un incompetente cuya falta de escrúpulos solo es comparable a su arrogancia, capaz de mentir sin que se le descomponga el peinado aunque el compulsivo guiño del ojo izquierdo lo traicione como el maullido del gato en el cuento de Poe.
     
    Hemos tolerado que estos indeseables prolonguen la crisis a costa de los más desfavorecidos y en beneficio de empresarios y banqueros depredadores, pero sobre todo de su propio bolsillo, pues todos ellos están pringados en el expolio nacional. No hemos reaccionado cuando han desmantelado el Estado del bienestar, despojado de sus derechos a la gente, excluido a los inmigrantes, expulsado a los jóvenes, eliminado la asistencia a los dependientes o robado sus pensiones a los jubilados.
     
    Hemos permitido que esta presunta asociación de malhechores se cisque en el Parlamento, reducido a una cámara para aplaudir las mentiras del jefe y que ha llevado su ignominia al extremo de tener de portavoz de la partida a un jayán energúmeno que no solo insulta cuando habla sino que es capaz de agredir físicamente a quienes no piensen como él.
     
    Estamos permitiendo que se nos imponga una Ley Mordaza para amedrentar a la gente, perseguir las protestas, criminalizar la oposición y cercenar los derechos y libertades de la ciudadanía. Como estamos permitiendo que este Estado policía espíe a los ciudadanos en violación del secreto de las comunicaciones garantizado por una Constitución que no solamente no respetan sino que usan como cachiporra contra los adversarios, singularmente los nacionalistas no españoles. Y hemos permitido que nos arrebaten el derecho a la tutela de la justicia poniendo unas tasas judiciales tan altas que nadie puede pedir el amparo de las tribunales si no es cayendo en la ruina.
     
    De esta manera, este personaje sin categoría ni principios y su partida de amigos, deudos y clientes ha conseguido la mutación constitucional perfecta: convertir el gobierno del país en una dictadura disfrazada de democracia.
     
    Todo eso lo hemos permitido los españoles. Pero unos más que otros. Es poco lo que la gente normal podemos hacer fuera de salir a la calle a protestar con una probabilidad muy alta de que algún vándalo de uniforme nos abra la cabeza a porrazos y, encima nos denuncie, fabrique las pruebas, nos impongan una multa ruinosa y, si dan con juez servil, que los hay y muchos, nos envíen a la cárcel siendo inocentes.
     
    Podrían hacer mucho más los partidos de la oposición si quisieran. En el fondo, si hemos llegado a esta grado de degeneración es en parte por su cobardía, su inhibición cuando no su complicidad. Dentro de unos días, el hombre de los sobresueldos irá al Congreso a exponer con toda falsedad y demagogia unas medidas en contra de la corrupción de la que él es el máximo responsable político. Y los partidos de la oposición, que no tienen el coraje de pedir su dimisión ni de interponer una moción de censura, legitimarán con su presencia esta farsa y mostrarán una vez más su absoluta carencia de espina dorsal.
     
    Si la oposición tuviera dignidad, coraje, integridad y responsabilidad, habría abandonado ya ese hemiciclo de la vergüenza y dejado sola a esta partida de presuntos ladrones, con el energúmeno y el embustero a la cabeza y se habría retirado a otro lugar que solo por estar ella allí sería el reducto de las libertades y el derecho frente a la injusticia, el abuso y el atropello. De conseguirse algo así, este oprobio de gobierno no duraría una semana.
     
    Pero, sí, en el fondo somos todos responsables porque millones de españoles votamos a favor de esta organización de saqueadores, otros millones lo hicimos a favor de los cobardes de la oposición y otros nos abstuvimos, avisando de que, en el fondo, nos da igual lo que suceda con el bienestar y la libertad de nuestro país y con nuestra dignidad. 
    Ramón Cotarelo.
    http://cotarelo.blogspot.com.es/2014/12/la-culpa-es-de-la-oposicion.html

  5. Muy buena entrada, sr. Traité. Como siempre, aunque no coincida en todo con usted, me gusta leerle, tanto por conocer su punto de vista como por saber cómo se ven las cosas desde Cataluña.

    Aunque personalmente tengo mis reservas con Podemos, coincido con usted en que, de entrada, me parece que su aparición ha sido muy beneficiosa para el sistema democrático. Está enriqueciendo el debate, sacándonos del “y tú más”, se están poniendo encima de la mesa ideas o medidas que antes no se contemplaban…

    Me gustaría añadir algo a lo que usted ha escrito: creo que el que se produzca un proceso constituyente en el que, entre otras cosas, se decida sobre la cuestión terrorial, será muy beneficioso. **Pero lo que tal vez sorprenda es que creo que esto no es solo una reivindicación de las comunidades con deseos (mayoritarios o minoritarios) separatistas o soberanistas, sino también, y tal vez principalmente, de los propios unionistas.**

    Me explico, y le ruego que me permita un rodeo. A mí no me gustan los nacionalismos -y, por supuesto, esto engloba al españolismo-. Como mucho puedo admitirlos en un sentido débil, y siempre y cuando sean incluyentes. Y no me gustan porque son una forma horrorosa de imbecilizar a la población: allá donde haya un nacionalismo, prácticamente con toda seguridad, hay falseamiento de la historia, una visión distorsionada de la realidad, dobles varas de medir… y esto puede ser utilizado por las oligarquías/élites/lo que sea para tener una población bien dócil. Como dice Pérez-Reverte, lo malo no son las banderas en sí sino la cantidad de hijos de puta que se ocultan detrás de ellas.

    Y esto con la agravante de que la idea de “grupo” es una de las ideas que más poderosamente pueden influir en los humanos, y movilizarlos. Es horrorosamente fácil hacer que a alguien se le active el “chip” de que hay un nosotros y un ellos, y que, de hecho, “ellos” nos están atacando a “nosotros”.Y esta es una gran victoria que hay que concederle al nacionalismo catalán: el haber conseguido crear un “nosotros” y un “ellos” dentro del imaginario colectivo, y que incluso gran parte de los catalanes que no quieren la independencia la rechacen por motivos meramente pragmáticos.

    Y, por supuesto, si hay algo con lo que se le hace la boca agua al nacionalismo es con la idea de tener un enemigo exterior. ¿Que no lo hay? Sin problemas: ¡Se inventa! Y así el nacionalismo español se ha construido en gran parte gracias a la idea de un enemigo común (“el moro”) contra el que se luchó en la Reconquista (nombre que, como bien dice usted en su libro Historia Torcida de España, es entrecomillable, ya que es dudoso que se pueda hablar de una verdadera reconquista)

    … O, del mismo modo, tengo la apreciación de que se está usando un enemigo exterior imaginario, España, para tener bien controlada a la sociedad catalana.

    La forma de Rajoy de gestionar el movimiento secesionista catalán es absolutamente pésima para lidiar con los catalanes que son sinceramente nacionalistas, porque está echando gasolina al fuego del nacionalismo, y alimentando la imagen distorsionada que algunos venden del resto de España.

    También hay que tener en cuenta que a las élites del resto de España les puede convenir también mantener el conflicto con Cataluña, pues así se desvía la atención de un sector importante de la sociedad de los problemas que realmente nos deberían ocupar.

    Por otro lado, no hay que olvidar el aspecto “utilitario” que puede tener para muchos secesionistas (de donde sea) el tomar esta posición. Me acuerdo de la frasecita que soltó un parlamentario canario tras dar su apoyo a unos presupuestos generales: “No son unos buenos presupuestos, pero son buenos para Canarias”. Con dos cojones. Ser separatista sale muy rentable en España: es como si te diera carta blanca para mirar solo por tus intereses, y además te da la posibilidad de decir todo lo bueno de mi comunidad nos lo debemos a nosotros mismos, y todo lo malo es culpa del gobierno de Madrid (¡Como si al gobierno central lo eligiésemos solo los madrileños!)

    De hecho, parte del nacionalismo catalán se ha dedicado tradicionalmente a chantajear o pactar con el gobierno central en función de sus intereses. Esta postura negociadora no puede mantenerla, por ejemplo, Madrid.

    Y, muy relacionado con lo anterior, creo que la gente a menudo se olvida de que Madrid, Cataluña y País Vasco le debemos (en primera persona) nuestra relativa riqueza a que hemos recibido una inversión mayor por parte del estado, y que posteriormente los jóvenes de las regiones más desfavorecidas han emigrado sistemáticamente hacia las regiones más desarrolladas. ¿Cuántos madrileños, catalanes o vascos tenemos ascendencia del resto de España? Esto supone un expolio de capital humano.

    Este desequilibrio de recursos se ha traducido en desequilibrio de poder negociador, que ha hecho que unas regiones hayan impuesto sistemáticamente su criterio sobre el resto.

    También hay que poner sobre la mesa que mientras que unas comunidades se han puesto más las pilas por remontar y desarrollarse otras no parecen haber hecho el mismo esfuerzo.

    Lo que quiero decir con esto es que muchos catalanes están usando el separatismo para tener una postura negociadora más poderosa respecto al resto de España. Que haya un referéndum en el que los catalanes digáis alto y claro si queréis o no ser españoles me parece una buena forma de restablecer el equilibrio de fuerzas: si os quedáis es porque queréis, no porque nadie os ate (que esa es otra: yo a los catalanes os aprecio y respeto, y me gustaría sinceramente que siguiérais siendo españoles… pero solo si vosotros también queréis, no porque os obligan!).

    Aunque, por supuesto, también muchos catalanes querréis permanecer o no en España dependiendo de las condiciones…

    Y, hablando de las condiciones, en un proceso constituyente habría que consensuar muchas cosas, y someter muchos temas a análisis. ¿El estado español ha fallado por lo que tiene de centralista, o por lo que tiene de descentralizado? Porque una cosa es que cada comunidad (o futuro estado federado) asuma amplias competencias y otra que esto sea un reino de taifas. Y, del mismo modo que se pueden descentralizar algunos temas, otros tal vez habría que centralizarlos (*). Por ejemplo, el de la educación. A mí personalmente me parece inaceptable que cada comunidad enseñe la historia que le sale de ahí mismo. ¿Quiero decir esto que los madrileños deberíamos tener algo que decir sobre lo que se enseña en Cataluña? Sí (y también al revés). Como venía a decir (no literalmente) Pérez-Reverte, es patético llevarnos ahora las manos a la cabeza por el independentismo catalán cuando llevamos décadas contemplando pasivamente cómo se le inculca a la población determinadas ideas.

    Así que, en definitiva, estoy a favor de un proceso constituyente y de un referéndum en Cataluña por dos motivos: uno, para no alimentar todavía más la imagen distorsionada que algunos catalanes tienen de España (y viceversa). Y otro, por motivos puramente estratégicos: para las comunidades no soberanistas de España es un suicidio, estratégicamente hablando, el que algunas comunidades puedan seguir usando la baza negociadora del secesionismo de forma tan rentable.

    Disculpe la extensión.

    Un saludo. Si alguna vez pasa por Madrid, está usted invitado a un café.

    (*): que esa es otra, mucha gente parece entender que el que una decisión se tome desde Madrid significa que la tomamos los castellanos…

    1. Querido amigo de Madrid! ¿Te importa que nos tuteemos? Comentas muchas cosas y muy interesantes todas, pero ahora voy bastante pillado de tiempo, te respondo después.
      Solo quería mencionar una cosa, que había escrito en el borrador de este texto y al pasarlo se me quedó en el tintero: utilizo el término “Madrid” por comodidad, pero siempre referido al centro del poder político, no a la ciudad o sus habitantes. Otras veces utilizo “Moncloa” pero con eso hago referencia solo a quien la ocupa, y “Madrid” me sirve para identificar al gobierno central (PPSOE).

      Hablamos luego, un saludo y gracias por esta aportacion!

      1. Jaja, por supuesto que no me importa que nos tuteemos, de hecho lo prefiero así. Responde cuando quieras, faltaría más. Pero un detalle: por supuesto que sé que tú, cuando usas el término “Madrid”, te refieres a los madrileños. Solo quería poner de relieve que algunos paisanos tuyos cuando se quejan del estado central, de “Madrid”, parecen olvidar, o al menos esa es la impresión que da, el hecho de que aunque las decisiones se tomen físicamente desde aquí se toman entre representantes de cada comunidad, proporcionalmente. ¡No es que las tomemos los de la meseta!

        Por eso personalmente no me gusta que se diga que un estado federal reconocería a Cataluña como ente político que hablaría de igual a igual con el estado central. Una cosa es pedir que se descentralice el estado en el sentido de que cada comunidad asuma más competencias (algo que me puede parecer más o menos razonable, pero me parece una opción válida y respetable) o que se determine que cierto tipo de decisiones deban ser más consensuadas y otra pedir que Cataluña tenga un poder de decisión respecto al resto del estado por encima del que le correponde en función del porcentaje de la población que supone.

    2. Hola de nuevo, vamos con ello!

      Lo primero a comentar es que me hace gracia eso de “enterarse de cómo están las cosas por Cataluña”. Gracia en el buen sentido. Yo sentía lo mismo cuando vivía en Murcia, y siento ahora lo mismo respecto a muchas otras partes del país. Vivimos en pequeños clusters informativos, y esto nos dificulta mucho la comunicación y el entendimiento entre las partes. Por eso me gusta tocar estos temas jodidos en el blog, y sobre todo leeros, es muy sano poder mirar las cosas desde otros ojos.

      Estamos de acuerdo con el proceso constituyente. Es realidad, las posibilidades que se abren son tantas que merecería discutirlo aparte.
      Lo que no comparto del todo es lo de la “utilización para mantener tranquila a la población”. Porque es verdad y al mismo tiempo no lo es. Muchos nos sentimos frustrados cuando el 15M fue arrastrado por el soberanismo, y la movilización en la calle disminuyñó de forma brutal para concentrarse en el tema país. Eso le dio aire a Artur Mas, claro. Pero él no lo provocó: se subió, precisamente, para coger aire. Y otro factor: el dolor no desaparece. Las banderas no se comen. Y bajo las senyeras, te aseguro que aquí hay mucha gente con ganas de soltarle un muerdo a CIU. Pero tenemos que ser prácticos, y utilizar las energías sociales como mejor podamos. Y en lo que toca al procés, creo que hasta los que somos muy contrarios a CIU podemos reconocer que Artur Mas lo ha llevado bien, o así lo entiendo yo.
      Pero bueno, pronto todo esto va a ponerse aún más interesante o sea que tendremos tiempo de ver en qué acaba cristalizando la sociedad catalana.

      En cuanto al tema de permanecer o no… yo es que creo que lo enfocamos mal, porque lo enfocamos de la unica manera que hasta ahora nos han dejado: CAT vs ESP. SI vs NO. Pero, ¿qué pasa con Galicia? ¿Qué pasa con Euskadi? ¿Qué pasa con el resto de comunidades? ¿Qué ha de decidir Aragón? Es decir, se propone “pirarse y al carajo el resto” porque la otra opción es “te quedas y te lo comes con patatas”. Pero si la propuesta es: “sentemonos todos, los q se sientan nación que lo digan de una puta vez, y a ver qué podemos crear juntos”, la cosa cambia. Es una propuesta que no parte de la confrontación, sino del consenso. Pero claro, ese consenso solo se puede proponer cuando piensas en “España” como nación de naciones. Si la piensas como “España Una”, el consenso es imposible, como se está demostrando.

      Me dejo cosas que quería comentarte pero voy de culo. Sin embargo, es posible que viaje a Madrid en los próximos meses, así que tomo nota de ese café y nos podemos tirar horas si quieres 🙂

      Un saludo y gracias por tu aportación!

      1. Coño, cierto! Como el otro día, que cuelgo un post presentando el último libro y me dicen: “muy bien, pero, ¿como te llamas? Que aquí no sale tu nombre!” jajaja

        Lo más fácil es por twitter, soy @XaviTraite, mándame un saludito y así ya estamos localizados 🙂

  6. És un article molt interessant que toca temes múltiples i complexes. Ara bé, parteix d’una premissa molt i molt discutible: “Pero si cambias al enemigo por un amigo, todo el montaje se te va al carajo.”
    Som molts el que no veiem a Podemos com un amic de Catalunya. Tampoc com un enemic. Em sembla que poden fer una bona funció d’oxigenació del bipartidisme caduc espanyol i els desitjo sort, però no els veig tan diferents d’alguns dels postulats que defensava el PSOE abans de tenir canes. A Podemos no hi ha un discurs massa coherent sobre la qüestió catalana, i que siguin demòcrates -cosa que celebro-, no vol dir que siguin amics de ningú. Aquesta és la meva percepció. L’interès de Podemos és governar Espanya, i per molts catalans la idea que defensem és que ens puguem governar solets. Si en una Catalunya independent Podemos es presenta em semblarà molt bé el seu discurs, ara bé, pel moment, respecte la qüestió catalana només són un miratge. Un miratge que alguns veuen amb esperança, però que d’altres, com un servidor, no ens acabem d’empassar. Caldrà jutjar-los pels fets polítics, però a dia d’avui, en fan “una de cal y una de arena”. El Jiménez Villarejo és un furibund anti-dret a decidir i altres veus diuen respectar aquest dret (i això a Catalunya alguns ho perceben d’un gran progressisme… cosa que és greu). Si defensar que els col·lectius es poden autodeterminar és una cosa tan trencadora a l’Espanya del s.XXI és que realment aquest país està molt caducat -a nivell polític, i amb tots els respectes pels ciutadans-.
    Per acabar, els anhels constituents de Podemos són retòricament consistents, però des de les europees fins avui, ja han diluït el discurs bastant. I per altra banda, fins i tot en cas que vulguessin encetar un procés constituent espanyol, algú creu que la qüestió catalana generaria un acord suficient a nivell d’estat? Per art de màgia la majoria d’electors espanyols passarien a reconèixer el dret a decidir i autodeterminar-se dels catalans? Personalment tot això em sembla tan difícil de creure com que Moisès va obrir el riu en dos per poder portar el seu poble escollit a través.
    És a dir, no veig cap element que apunti cap a això que d’alguna manera defensa l’article.

    És per això que desitjo sort a Podemos, i desitjo sort al procés d’independència de Catalunya, que d’assolir-se, necessàriament seria constituent. En canvi a Espanya, ni que guanyés Podemos no hi hauria majoria suficient per encetar una reforma a fons de la Constitució, doncs el PSOE només vol fer-li un “lifting” per qüestions d’imatge, i perquè si no proposa això, seria pràcticament indistingible del PP. Creuo els dits per una Catalunya independent i una Espanya veïna liderada per Podemos -en el benentès que demostrin ser els demòcrates que prometen ser-.

    Salutacions.

    1. Hola Raimon! Tens molta raó en moltes coses que dius.
      Primer, però, voldria aclarir el tema de “el amigo”. Ho escrivia com a contraposició a l’altra actitud que trobem a “Madrid”, que és la de l’enemic. Aquests anys hem configurat molts del nostres arguments en funció d’un adversari que ens odia i ens ho fa tot impossible. Quan poses al davant a una persona que en lloc de tocar-te els collons, et diu “doncs sí, tens raó, tens dret a decidir, voteu i foteu el q volgueu”, com a mínim ja no és un enemic. Tens raó en que hauria d’haver dit “si cambias al enemigo por un adversario educado con el que puedes discrepar o no”, però així em semblava més senzill y directe al text.

      Respecte a promeses buides… com en tot, Podemos es una incógnita. Mai han estat, així que no podem saber. Però precisament apuntes quelcom molt interessant: els electors espanyols. Després del discurs polític i mediàtic predominant a totes les generacions espanyoles existents avui, es evident que no serà fàcil. Llavors, ¿no es positiva una posició pedagógica per part de Podemos? I tinc la total sensació de que és el que están fent. Moltes entrevistes del Pablo Iglesias a Otra vuelta de Tuerka (a Enric Juliana, a Gabilondo, a Verstrynge…) parlan del tema català, des de un posicionament absolutament favorable a la “Catalunya-Nació”. Lògicament no seran independentistes (es evident), pero això no es un element bo o dolent per si mateix. Lo bo es voler conèixer, voler aprendre, voler seduir sense imposar, i voler explicar-ho a la resta d’Espanya. Aquesta pedagogia s’ha de començar a fer en algún moment, o la cosa no canviarà mai.

      El que em sembla molt interessant es que fins i tot dient obertament (i no son només paraules, tots els discursos, simbols i actuacions es mouen en aquesta direcció) que s’ha de refer constitució, que s’ha de votar a Catalunya… continuen arrasant a Espanya. ¿Com és possible això, si la gran majoria d’espanyols era obertament anticatalanista? Doncs jo crec que potser no hon son tant. Potser els espanyolistes son els que tenen més veu a tots els medis. Potser existeix una majoria suficient a Espanya que no s’ha d’oposar a una votació. I potser la manera més fácil d’activar o crear aquesta nova majoria, sigui oferint-li la possibilitat de que votin també ells… no si els catalans ens quedem o no. Sino qué vol ser la resta. ¿Euskadi? ¿Galicia? ¿Andalusia? ¿Etc?
      Pot passar de tot, es clar, ves a saber. Jo penso això perquè és el que em diu l’olfacte. Porto temps seguint el Pablo Iglesias, des de abans de Podemos, i en aquest sentit no li he sentit res que em faci pensar en que es menjarà els principis. O com a mínim, aquests.

      Per últim, comentar que jo quan parlo de Podemos, parlo del projecte central, i dels seus ideólegs (que afortunadament mantenen el timó). Malgrat m’hauria agradat, no he participat activament en cercles ni res, ni conec Podem a Catalunya. De fet, a Catalunya, a mí em serà molt difícil no seguir votant la CUP, han fet una feina tan brutal i potent amb només tres diputats, que m’han fet sentir representat per primera vegada.

      En fi, veurem! Salutacions i moltes gràcies per la teva aportació!

      1. Gràcies per la teva resposta company. Estic molt d’acord amb moltes coses que dius, i en d’altres m’agradaria estar-hi, potser, però em sona a cançó que he sentit moltes vegades. Des de Catalunya hi ha una tendència -que personalment no comparteixo-, a considerar que qualsevol discurs que vingui de la capital que no sigui anticatalà, beligerant i que mostri un mínim grau d’educació i nivell democràtic ja és un discurs amic. Personalment no ho veig així. I aquest em sembla que és en part l’efecte Podemos des de part de l’electorat català. M’agradaria estar equivocat.
        La meva posició és independentista des de fa anys, però si ets minoria d’alguna manera ho acceptes. Ara bé, que no puguem saber si som minoria o majoria, ho trobo molt fort. Per altra banda, l’Espanya nació de nacions és una idea bonica, i no hi tinc res en contra, però és una idea que només he vist sorgir quan Euskadi empenyia per marxar o ara ho fem nosaltres. Em solidaritzo amb tots els pobles (no només d’Espanya, sinó del món), però hi ha moments en la vida en què crec que el més madur i realista, és fer les maletes, organitzar-se bé i intentar no cometre TOTS els errors que critiquem en els altres. Malgrat hi ha molta gent que vol reduir la independència a un tripijoc d’en Mas, jo crec que molts catalans saben -i especialment si són d’esquerres en el sentit de regeneradors, constituents, democratitzadors i, fins i tot, revolucionaris- que la independència de Catalunya pot fer molt més factible una pressió popular sobre el govern, una majoria d’esquerres i poder lligar més curts als nostres “corruptes”, que com tot país també tenim. Però ja ens podem encarregar nosaltres, o és que necessàriament ha de ser de Madrid que trobin la brutícia -que hi ha- a Catalunya? Evidentment, no.
        De totes maneres si les coses fossin com en algun moment les “pintes”, jo, malgrat dubto que deixés de ser independentista, no em sentiria incòmode, malament i fins i tot avergonyit d’haver de ser ciutadà espanyol com és el cas. La veritat és puc tenir massa esperança en el que dius, doncs conec espanyols, castellans “de pura cepa” demòcrates, educats, conciladors, però on són quan es diuen animalades dels catalans, quan es passen pel forro tot el que porti el segell del Parlament, etc. On són els manifestos de simpatia d’aquesta Espanya nació de nacions. Jo només la sento ressucitar “en nom i paraula” -com qui convoca un esperit- quan s’apropen eleccions i calen vots catalans per constituir una nova majoria al govern espanyol. Durant dècades el PSOE ha collit milers de vots a Catalunya amb el rollo que son “el govern amic”, i que si no governen ells, ho faran els del PP, que són encara molt pitjors. I una ombra d’aquesta lògica és la que veig projectada sobre el discurs de Podemos respecte Catalunya. Suposo que m’explico.
        En tot cas, agraeixo les teves aportacions, el teu punt de vista, arguments i capacitat de resposta!
        Felicitats.

      2. Gràcies a tu per participar i dir la teva, jo el que busco és això: enfrontar visions, idees i arguments i veure que puc aprendre.

        Penso que potser la nostra diferència de visions ve de l’experiència política, i aquests records d’amics que deixaven de ser-ho. És el mateix que em diuen molts amics fora de Catalunya envers Podemos: “que son el PSOE del siglo XXI”. Mateixa “trinitat”, mateix estil retòric, etc. I per tant, com és normal, esperen la mateixa decepció (ells pensant en els seus temes, no en Cat)
        Jo això no ho he viscut, en tinc 32, i a més he estat durant molt temps apolític. Irresponsablement apolític, com ens ha passat a molts de la meva generació.
        És a dir, en general, jo no en tinc cap record bo del PSOE tret de divorci exprés, matrimoni gay, etc. Per mí, el PSOE només és la cara amable del vell sistema del 78. Es l’altra enemic a destruir junt amb el PP, i per tant em costa molt comparar als de Podemos amb ells.
        Sobre tot pel mateix motiu que pensava que en Mas no es faria enrere amb el tema del 9N: perque no tenia elecció. Hi ha camins que un cop els comences ja no pots parar, i crec que Podemos està al mteix punt. El seu discurs i els “principis” signats, en un context de crisi sistèmica, fan que Podemos NO ES PUGUI PERMETRE DECEBRE. Si Mas hagués fet un pas enrera, tots aquí se l’haurien menjat. Si PODEMOS dona esperances i no cumpleix, quedarà arrasat. I en l’aspecte català, si fallen aqui i ens foten un PSOE… llavors sí que no veig que quedi cap altra sortida que la independencia (es a dir, estaré on estava ara fa un any).

        Però sobre tot, es que crec que si ho fan així, poden aconseguir que surti no a la independència. Penso que es la única manera que tenen de que surti no a la independencia, i no ho dic en el sentit de que això sigui el que jo desitjo. Si no en el senti de com s’ho poden estar plantejant, sabent que altra cosa no, però estratègics ho son i molt.
        Si tu dius DRET A DECIDIR SI, i després governes i dius no, perds tota la credibilitat, i tornes a empènyer el procés cap a la independència.
        Si tu et compromets fortament amb el dret a decidir, tires endevant la votació, i fas una campanya seriosa a favor d’un estat federal, CAT amb la seva hisenda i constitució igual que la resta de “nacions” federades veïnes, etc, penso que els independentistes ho tenen fotut. Pots sobrepassar el 50% i llençar-te al buit quan l’alternativa es insuportable. Però si ens posen un pastís creible davant del nas… penso que molta gent s’ho repensaria. Si el que volen es que Catalunya continui vinculada a la resta, no veig un altre camí que cumplir la paraula, i fer una campanya de collons pel federalisme.
        Potser m’equivoco, i estic fent allò de “como yo pienso así, seguro que hay un huevo de gente que piensa igual”, i després te n’adones que ets l’únic gilipolles que pensava així jejeje però com sempre, el temps ho dirá.

        Esperem que passi el 2015 i parlem a veure per ón va tot!
        Un plaer llegir-te, salutacions!

        PD: Jo també vaig trobar a faltar un manifest a favor del 9N des de l’esquerra espanyola, això va ser sagnant. Ningú no va tenir collons. Precisamente per això, els de Podemos em van semblar els mes clars, sobre tot comptant com se’ls miren amb lupa. I van ser tebis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s