El tenebroso riesgo del totalitarismo

Hola amigos. Acabo de leer un artículo muy interesante que incide justo en aquello que más miedo me da y que explico aquí en el blog, en Historia torcida de España, y en definitiva, allá donde voy y me dejan: que nos deslizamos por una peligrosísima pendiente que ya conocemos, porque la hemos bajado decenas de veces a lo largo de nuestra historia reciente.

La deriva totalitaria

La situación que vivimos es crítica por muchos motivos, pero desde la perspectiva puramente histórica, el auténtico riesgo está en la deriva totalitaria.
En los últimos dos siglos, demasiadas veces han estallado escándalos (generalmente de corrupción, en ocasiones de inoperancia, caso del Annual citado en el artículo) que han dinamitado la credibilidad de las instituciones ante la población, germinando al cabo en un sector de la misma la idea de que “no vendría mal un cirujano de hierro”. Es ese regeneracionismo que viene a decir “son muy malos estos políticos, eh, así que ya me pongo yo, con gran pesar, para sacrificarme por el bien de España y erradicar toda la podredumbre“. Nada por aquí, nada por allá, y PAM: vives en un totalitarismo. Se suspenden algunos derechos, por el bien de España. Se hace lo que yo digo, por el bien de España. Detenemos a este, o censuramos lo otro, por el bien de España, porque no es momento, porque hay que centrarse en la recuperación, o porque me sale de los cojones. Te hemos pegado porque eres un delincuente. Te hemos pegado porque eres peligroso. Porque eres subversivo. Tenemos que rescatarte de ti mismo.

rescate-it
Esto nos suena a todos. El problema es que muchos no lo hemos vivido. Así que es fácil que nos la vuelvan a meter doblada. De hecho, ¿acaso no están ocurriendo ya estas cosas? Todos vimos cómo antes del 25S se detenía preventivamente a unas personas con una pancarta cerrada, y cómo se identificaba a gente por estar reunida. Todos hemos visto la violencia policial, y la impunidad de la misma.

Rumbo al cambio. ¿Para mal?

Bien, ahora caminamos por el filo de la navaja. Las lecciones históricas ya no pueden demorarse más, tenemos que conocerlas y aprender a identificar los signos de peligro en el presente.

El desprestigio de las instituciones es imparable. Fieles al modelo de predicción histórica, los dirigentes se han enrocado en sus castillos y resulta prácticamente imposible sacarlos de allí. Y, como todo en la Teoría del Caos, funciona de forma autosimilar en diferentes escalas: los corruptos y los infames aferrándose a sus cargos como si les fuera la vida en ello (¡NO TENGO POR QUÉ DIMITIR!) equivalen al partido que es incapaz de romper con la dinámica negativa porque se aferran al statu quo que siempre les benefició (PP y PSOE muy especialmente). Individuos y partidos temen el cambio y la novedad, porque ese cambio posiblemente acabará con ellos en la puta calle, si es que nadie los encarcela o los mata.

Aumentando la escala, es el sistema político al completo el que se resiste al cambio: la casa real no mueve ficha, la Constitución nadie quiere y/o puede someterla a voluntad popular… estamos enquistados. Y pudriéndonos: la miseria aumenta.

Estas instituciones regidas por mediocres, ignorantes, o imbéciles, no se dan cuenta de que oponerse al cambio nunca da resultado, o en otras palabras: un junco que se dobla soporta mejor la tormenta que el que se mantiene firme y acaba partido. O sea: nuestro actual sistema de gobierno caerá. No tardará demasiado. Esto hay que asumirlo YA.

La duda es si tendrá más fuerza el viento de levante, o el de poniente. En España, no tengo la sensación de que lo que normalmente llamamos “izquierda” vaya a conseguir nada. Llevamos 5 años de crisis y hemos sido incapaces de crear algo sólido. Hay mil ideas, muchas buenas, otras malas, otras estúpidas, pero no hay suficientes altavoces, y sigue habiendo mucha gente que no está interesada en oírlas.

La derecha, en cambio, es un núcleo mucho más peligroso. Debemos asumir que gran parte de este país es de tendencias conservadoras, por diferentes motivos. Dicen las encuestas que mi estimado Naniano Rajoy perdería hoy 50 escaños. A mí esas encuestas me dicen dos cosas. La primera, que un país en el que, a estas alturas, Rajoy aún sacaría más de 100 escaños, no tiene remedio ninguno. La segunda, que los votos que ha perdido el PP no se han ido a proyectos de “izquierda” (Dios, odio estas dos palabras). Se habrán ido a Rosa Díez (otro personaje), o al banquillo. ¿Qué creeis que pasaría si apareciera Aznar en las próximas elecciones? Todo depende de si pringa o no por el caso Bárcenas, aunque me da a mí que no ola k ase dimite o k aseserá el caso. Sí, estoy seguro de que millones de españoles dirían “oye, al menos éste nos sacó de la crisis y vivíamos de puta madre, votémosle de nuevo”. Nadie recordaría las sombras de su gobierno, que han sido muchas y gordas.

De hecho, ¿acaso no fue esa la motivación y el leitmotiv que llevaron al insigne Naniano a la Moncloa? “Al menos estos saben qué hacer con el dinero”, decía mucha gente. “Mira, los del PP serán todo lo que tú quieras, pero al menos con el PP había dinero”.

El dinero. El puto dinero, que parece mentira que estemos siempre igual.

Y alguno dirá: bueno, ¿y qué tendría de malo que volviera Aznar? Si lo hizo una vez, ¿por qué no iba a hacerlo dos?

Por dos motivos principales:

1) Porque entonces estaba en una crisis ECONÓMICA, en un contexto de construcción y consolidación europea. Y ahora estamos en una crisis SISTÉMICA, en un contexto de deconstrucción y reestructuración europea.

2) Porque socialmente España se ha partido en pedazos: se polarizan los grupos sociales entre izquierdas y derechas, y a su vez, entre nacionalismo español, catalán y vasco. Y son problemas que sólo acaban bien si se habla. Si se manejan a hostias, explotan. Y el núcleo duro de los votantes de Aznar estarían a favor de las hostias. El propio Aznar ya ha dado su opinión sobre Mas y el referendum.

Ante estas dos situaciones, sospecho que un Aznar de nuevo en el poder aceleraría la deriva totalitaria: sería la única manera de manejar los graves problemas sociales a los que tendría que enfrentarse. Y dado que sus opositores directos no aceptarían tal totalitarismo, la violencia acabaría de estallar por las costuras del países con consecuencias totalmente impredecibles.

Así que sí, a mí me da mucho miedo Aznar. Me dio miedo cuando vi su biografía vendiéndose bien, me da miedo cuando habla, y me dio miedo cuando leí la columna de Ansón en El Mundo diciendo que Aznar tiene “la obligación moral y el deber histórico” de regresar a la política, cosa a lo que él se resiste porque es muy honrado y no desea el poder. Pensé “ya está, ya lo han dicho”.

mongolia-portada

En fin, todo depende del tamaño del zurullo que Bárcenas le ha dejado al PP en su despacho, y de la potencia del ventilador que la está esparciendo por doquier. Mientras tanto, salimos a nuevo caso de corrupción prácticamente por día, la moral se derrumba y la cólera aumenta entre los sectores enfrentados. En twitter y comentarios de diarios online se palpa la tensión entre ideologías opuestas. El diálogo y los argumentos racionales brillan por su ausencia. Los viejos tics y las viejas frases vuelven a ponerse de moda.

Y este pobre historiador, que está intentando formar una familia en medio de este caos, no puede dejar de observarlo todo con el asombro del que mira por primera vez una película de terror cuyo final ya le han contado.

¿Mi esperanza? Que me hayan tomado el pelo y el final de la película sea otro. Ojalá sea así. De momento, leed el artículo que os enlacé arriba, e id sacando vuestras propias conclusiones.

 

 

 

Anuncios

14 comentarios en “El tenebroso riesgo del totalitarismo

  1. En efecto, esta es la cuestión, que al final la democracia y la POLÍTICA serán las grandes víctimas del desaguisado, y lo que hay detrás es tenebroso. Porque -salvo las excepciones de siempre- ni tenemos memoria, ni cultura política. Ya lo dijo el pobre Amadeo de Saboya: “ahí os quedáis”.

  2. Me veo otra guerra civil, y con el apoyo (o abandono directo a otro país gracias a todo lo que han ido soplándonos) de la familia real.
    Miedo …

  3. Yo pienso que el amigo Palazón no ha sabido interpretarte correctamente.

    Futbolín y yo admiramos sobremanera a Javier Traité porque es una inteligencia superior y un auténtico filósofo de la historia, que, ocupado en tareas realmente importantes, no tiene tiempo de prestarnos atención a nosotros, de modo que no lo considero enterado de como su contestación a un requerimiento que un día le hice ha devenido en el centro de una considerable discusión entre 2 grandes amigos, casi 2 hermanos.
    Aunque sólo hace 2 días que su texto pasó por estas páginas, hoy, no tengo más remedio que traerlo de nuevo a aquí porque tal vez la cuestión que voy a plantear sea la más importante que hoy se discute en nuestro país: ¿hay o no que formar un frente izquierdista, tal como rechazaba de pasada futbolín, o se trata de esperar el santo advenimiento de un estallido social que posibilite, al fin, la revolución?
    Seguramente, soy un insensato por atreverme a discutir tesis sobre la historia a un historiador y de los buenos, que se halla dotado de una inteligencia prodigiosa. Pero dicen por esta mi puñetera tierra murciana que el mejor escribano echa un borrón.
    Una de las tesis que Traité sostiene es que todavía una revolución clásica, con las masas insurgentes asaltando la correspondiente Bastilla, es posible. Yo creo que no. Veamos:

    http://jlpalazon1.wordpress.com/2013/02/17/una-cuestion-meramente-cientifica/comment-page-1/#comment-5484

    1. Hola Futbolín: la verdad es que estos temas son un gusto para discutir. Lástima que vivirlos sea tan jodido. Le escribí un comentario a Palazón hace unos días, no sé si lo habrá leído. Sobretodo, espero que no esté mosqueado conmigo, se me hizo super rara esa manera de empezar el artículo.

      Un abrazo, ya nos iremos viendo (y comentando), porque el presente avanza a un ritmo trepidante. Cuando escribí este artículo aún no había estallado todo lo del espionaje ni los mails de Torres, ni Bárcenas en la notaría!!! Macho, qué despropósito…

      1. Pues no lo he visto el comentario tuyo por mas que me estado mirando todos los comentarios , ni Palazón lo ha comentado, se habrá perdido en Red, solo nos falta ya que internet se corrompa también, no contigo no se ha enfadado pero dice que primero le convenciste y ahora ha recapitulado y ha cambiado de opinión, en fin que la venida del PP lo culpa casi que a izquierda unida por no ser solidaria con el Psoe, en fin yo no podía dejar pasar esas tonterías aunque sea un abuelete y le tuve que meter un poco de caña, de momento se me rebela, pero ya le vigilo yo, jajajaj no quiero que me convierta el Blog aunque sea el suyo en un apoyo al PPSOE, Coño me gustaría encontrar ese artículo que nos enviaste, ya sabes que yo soy un fan tuyo, cuando puedas investiga, Un abrazo

  4. Estupendo tu artículo. Llevo leyéndote bastante tiempo pero hasta ahora no había publicado ningún comentario. Me preguntaba si hay algún problema porque lo comparta en facebook, citando la fuente, por supuesto. Un saludo.

    Asunción.

  5. Ya hemos visto los comentarios Xavier, es que estaban en el día 18 y ya no se si los habíamos pasado o no habían entrado, muy interesantes como siempre, muchísimas gracias por tu participación, Palazón los ha encontrado y nos lo ha dicho, en particular te doy la razón en todo, con mis dudas sobre el tema Talegón que se hizo acompañar por lopez Aguilar y eso enfureció a los manifestantes que no son normalmente (ni están en condiciones anímicas) de formas versallescas, ella después estuvo bastante soberbia con Ada Colau que estaba en Barcelona y no tenía culpa alguna, y es que o el PPSOE cambia que está claro que no quiere o lo tenemos bastante negro. Un abrazo muy fuerte campeón.

  6. Bueno ya te ha respondido Palazón

    http://jlpalazon1.wordpress.com/2013/02/27/respondiendo-a-mi-amigo-javier-traite/comment-page-1/#comment-5631

    Extracto mas significativo:” Como tú sabes mucho mejor que yo porque lo has estudiado como fondo de tu profesión como yo estudié los fundamentos de la historia del Derecho, la política es el arte de lo posible que se rige, entre otros principios, por el de elegir siempre el mal menor. De modo, mi querido Javier, que se trataba sólo de elegir, entre 2 gravísimos males, el menos nocivo para la salud de la “res publica”, y éste no era otro que ese canallesco, repugnante, maloliente, Psoe, porque abstenerse, votar en blanco, o a cualquier otro partido marginal e IU, para nuestra desgracia lo es, era regalar al PP la mayor de las victorias electorales de la reciente historia.
    Y eso fue lo que los intelectuales del 15M y la DRY aconsejaron con una ceguera tal que, para mí, como sucede con la increible traición de Anguita, los inhabilita para siempre.
    Si estos 2 movimientos airados hubieran gritado por todas las calles y plazas de España “ojo, que el PP y sus ideas son las directamente culpables de que ahora estemos así, el que los vote, se abstenga o lo haga en blanco, el que deje de votar a ese mal menor que representa el Psoe es un canalla hijo de la gran puta”, otro gallo nos estaría cantando ahora, seguro, con toda la seguridad del mundo y el que no le vea así es porque no quiere verlo o porque creía en ese maldito eslogan de que cuanto peor, mejor. Tremendo.”

    1. Yo he respondido esto para ir aclarando conceptos

      Puedo preguntar y pregunto:

      A ver si lo he entendido que me ha costado pero ahora ya creo entenderlo, ¿lo que deberíamos hacer es votar todos al Psoe, ese “canalla hijo de P”. como mal menor, y a ser posible afiliarnos todos al PSOE para “izquierdizarlo” desde dentro para que así sea mas difícil que gane el PP.?

      ¿El arte de lo posible se podría convertir en la práctica de lo vergonzante si voto con la nariz tapada en contra de y no a favor de mis ideas? ¿eso se puede considerar una actitud de izquierdas? O mas bien una maniobra de las de “Virgencita que me quede como estoy”?

      ¿Tan enorme fue el poder de convocatoria de los movimientos de indignados que fue el que cambió el sentido de los votos del mismo pueblo que le retiró la mayoría al PP y se la dió a Zapatero, o fueron los errores y traiciones del PSOE así como las mentirosas promesas del PP las que trajeron estos lodos Populares?

      ¿La “traición” de Anguita que no estaba en la política activa antes de Zapatero ha tenido algo que ver en los recientes resultados electorales.?

      Venga mis queridos amigos os animo a participar y a dar vuestras opiniones.

      1. Qué interesantes estas cuestiones, futbolín! Escucha, esta semana llevémi ordenador a reparar. Preparé una respuesta allí para Palazón, pero parece que me olvidé de meterla en el usb y no la tengo a mano (era un doc, se me fue bastante la castaña). Dadme unos días para ir poniendo en orden no solo mis ideas sino el funcionamiento de este equipo en el que estoy, y me apunto!!

        ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s