Algo que me acojonó

Hoy leí una frase que me dejó pensativo y muy desasosegado. Os la transcribo:

“Cada vez que se señaló un progreso en nuestro poderío político, el comercio comenzó también a tomar impulso. En cambio, todas las veces que el comercio monopolizó la vida de nuestro pueblo y sofocó las virtudes del espíritu, se produjo el derrumbe del Estado, que arrastró consigo a los negocios”.

A priori, es una frase que perfectamente podemos aplicar hoy en día. He leído razonamientos similares en blogs y artículos periodísticos o de opinión. Y yo compartiría (previas comprobaciones con lo que sabemos de la historia) el argumento. Nuestras vidas han sido totalmente absorbidas por el comercio y la economía, es cierto. Obsesionados con “ganarnos la vida” hemos olvidado vivirla, y ahora estamos metidos en una crisis sistémica que le dará la vuelta al mundo que conocemos.
Bueno, pues esta frase (que si la pronuncias con la voz de José Luís Sampedro suena totalmente sensata) la escribió Adolf Hitler en su Mein Kampf.

Así que me reafirmo en mis ideas respecto a lo inoportuno de prohibir, dificultar o estigmatizar la lectura de libros escritos por sociópatas.
Hoy, más que nunca, es necesario conocer su pensamiento para evitar que las cosas se nos vayan de las manos.
Que no acabemos aclamando, o peor, votando, a alguno de los que seguro van a surgir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s